Sahifa fully responsive WordPress News, Magazine, Newspaper, and blog ThemeForest one of the most versatile website themes in the world.

Hoy en nuestro blog os damos las claves para vestir el dormitorio.

El dormitorio es la estancia por excelencia para el descanso. Aunque a menudo no pasamos muchas horas en ella, la habitación es clave para nuestro bienestar, ya que la calidad de nuestro sueño condiciona nuestro estado de ánimo a lo largo de todo el día. Por eso, nuestro dormitorio debe contar con la decoración adecuada.

Dentro de esta habitación, la cama es la auténtica protagonista. Normalmente ocupa la mayor parte del espacio, y además es la auténtica razón de ser de un dormitorio. La ropa de cama cobra una gran importancia en la decoración de la habitación, ya que es vital que entre muebles y objetos decorativos existan elementos de cohesión que trasmitan una visión de conjunto.

Para hacer una cama bonita no hay reglas fijas, las posibilidades son infinitas y muchísimos los accesorios que se pueden poner sobre ellas. Además, el estilo puede ser diferente según sea una cama de matrimonio, de niños o de invitados.
En reglas generales hay ideas que no fallan. Con un poquito de idea y algo de presupuesto puedes conseguir una combinación bonita con unos elementos básicos -cojines, manta, colcha, etc- que puedes combinar con un par de juegos de sábanas -para tener quita y pon- y hacer que la cama parezca diferente cada semana.

– Como en las otras habitaciones de la casa, los colores y las texturas deben armonizarse para crear un espacio integrado que nos haga sentir a gusto en nuestro dormitorio.

– En las sábanas, composiciones originales y sorprendentes pueden ayudarte a crear ambientes acordes a tus gustos. La sencillez y los colores suaves son capaces de transmitir sensaciones placenteras y relajantes.

– Al elegir las sábanas, pon mucho cuidado que encajen perfectamente en el colchón. Hay que tener en cuenta que además del ancho y el largo también importa la altura, dato que frecuentemente se desestima.Primero deberás escoger las sábanas, seleccionando el color y la textura. Podrán ser de algodón, de satén, de lino… Y de colores lisos o estampados. Yo recomiendo los colores lisos, porque estos te permitirán superponer las piezas que quieras después, jugando con los colores, pudiendo cambiarlas cuando quieras sin que esto sea un problema de coordinación de estampados. Sábana bajera y encimera y almohadones (mejor dos que uno, en el caso de camas dobles).

El material debe ser resistente, antialérgico y de fácil mantenimiento. La mejor opción es siempre los tejidos naturales, como el algodón o el lino, y para saber la calidad de la tela debemos fijarnos en el número de hilos por pulgada cuadrada, que como mínimo debe ser de 180 hilos. Así te asegurarás una mejor calidad y una textura más confortable, lo que te ayudará a dormir mejor y a levantarte más descansada.

– Los cojines se pueden utilizar como elemento complementario para la decoración del espacio, agregando motivos,colores y diseños, aunque debemos intentar que combinen con las sábanas, colchas . No olvidemos nunca que todo es un conjunto, y así conseguiremos un dormitorio tan conjuntado como nuestro armario.

Coloca al pie de la cama uno o dos plaids de diferentes texturas. Serán muy prácticos para acurrucarte ante una pequeña siesta sobre tu cama.