Sahifa fully responsive WordPress News, Magazine, Newspaper, and blog ThemeForest one of the most versatile website themes in the world.

Hoy en nuestro blog os damos una serie de consejos para mantener en perfecto estado nuestros muebles de casa.

Si deseas mantener tus muebles de madera como nuevos durante muchos años, te recomendamos seguir cuidadosamente los siguientes consejos y te darás cuenta que sin mucho esfuerzo podrás obtener excelentes resultados.

  1. Para los arañazos o rayones más perceptibles se puede usar betún o cera para zapatos de un color similar al de su mueble. Estos productos para calzado que vienen en frascos con su respectivo aplicador, son óptimos para cubrir pequeños orificios que hayan sido causados por lapiceros o algún objeto corto punzante.
  2. Para eliminar las manchas de agua en sus muebles de madera, en primer lugar deje secar la mancha completamente, después frote con un trapo con un poco de mayonesa hasta que la mancha desaparezca. Para eliminar anillos causados por vasos o pocillos sobre la superficie de sus muebles de madera, use una mezcla casera de ceniza de cigarrillo y aceite de cocina. Puede lijar levemente la mancha con un papel de lija muy fino y después aplique la mezcla.
  3. Si la cera de una vela cae sobre el acabado de alguna mesa o mueble de madera, usted en primer lugar debe esperar hasta que esta se enfríe, después aplique hielo sobre la cera endurecida y a continuación levántela delicadamente con una espátula de plástico y retírela con cuidado.
  4. Evita colocar tus muebles de madera donde les de la luz solar directamente, ya que esto los descolora.Puedes usar un mantel o una toalla sobre la mesa cuando no está en uso y así estará más protegida.
  5. No coloques comidas calientes sobre la mesa de comedor, te recomendamos ponerlas sobre una superficie de madera, silicona o metal. Si vas a colocar vasos sobre cualquier superficie de madera, utilice siempre portavasos.
  6. A tus muebles de madera les puedes sacar brillar semanalmente, esto le garantizará un buen acabado y le brindará protección. Ten cuidado al adquirir productos baratos o a base de alcohol o amoníaco. Puede preparar un producto casero con una combinación de una parte de jugo de limón y tres partes de aceite.
  7. La limpieza regular de los muebles es importante, usa un jabón neutro diluido en agua y aplícalo sobre los muebles. Si los muebles están expuestos a los elementos, pueden necesitar un mantenimiento profesional una o dos veces al año.

Tampoco hay que descuidar

  • Cambios bruscos de temperatura. Los muebles aguantan mejor las temperaturas bajas que las altas. La temperatura óptima está entre 20 y 24 grados centígrados. Un cambio brusco puede ser causa de grietas.
  • Luz solar. Los rayos del sol aclaran progresivamente el color del mueble, que llega a perder su aspecto natural y adquiere un tono grisáceo. Este proceso se debe a la degradación de la lignina presente en la madera.
  • Contenido de humedad. Es una de las principales causas de deterioro porque provoca la aparición de hongos o moho, tanto por la exposición a la lluvia (exterior) como al vapor (interior). Cuando la lluvia elimina la lignina, la madera se agrieta y la humedad penetra. La caída de la pintura o el despegue de las juntas son síntomas de alerta.
  • Productos químicos. Los muebles de madera natural no se deben limpiar con estos productos, recomendados principalmente para mobiliario sintético.
  • Ventilación. La entrada de aire, a través de una ventana o de un sistema de aire acondicionado, impide la concentración de humedad (por ejemplo, en el baño) o el exceso de calor (al encender una calefacción).
  • Insectos. Las termitas y la carcoma hacen su aparición, sobre todo, en primavera, aunque pueden hacerlo en cualquier otra época del año. Se introducen en la madera y la devoran a través de canales interiores. Cuando el mueble tiene estos peligrosos visitantes, aparecen pequeños agujeros en el exterior.
  • Protección. Se pueden emplear productos fungicidas (contra los hongos), insecticidas (contra los insectos), hidrófugos (contra la humedad), pigmentados o lasures (contra la acción de los rayos solares). Una pintura porosa permite la transpiración de la madera y el barniz crea una capa impermeable y protectora. Para madera de exterior, conviene utilizar un protector rico en aceites que la nutra y permita respirar.
  • Manchas. Para eliminarlas hay que tratar toda la superficie del mueble y no sólo aquélla en la que se encuentra la mancha. Es necesario emplear productos específicos para cada mancha: agua, grasa, alcohol, café? Los líquidos son los peores enemigos.